viernes, 15 de agosto de 2008

Cuadro sin color

Pintura de Petrus Christus

Cuadro sin color.


Todo está igual.
El cuadro sin color cuelga en la mañana.
El despertar es lento,
me encuentro tu sonrisa provocando a la mía.

Yo tomo el norte; tu tomas el sur.
De nuevo a las cinco
encontraré tu sonrisa,
y una cena ligera esperará en la mesa.

A las diez un bostezo
nos llevará a la cama.
Se escucha la televisión del cuarto,
y nuestras manos amagaran caricias.

Tus ojos se cierran en un profundo sueño.
Los míos divagan recorriendo tu cuerpo.

Hoy es otro día;
y el cuadro sin color cuelga en la mañana.

2 comentarios:

mercedes sáenz dijo...

Pedro es muy lindo, suena a canción. Ese final en dos líneas me encantó, ese cuadro del día siguiente! Un abrazo Mercedes Sáenz

julia del prado morales dijo...

Pues un poema de amor, de cercanía y proximidad el que nos das. Pintas al amor con el objeto-sujeto amado. Besos, Julia

(espero tu visita en mis blogs)