sábado, 25 de octubre de 2008

Un poema de Teresa Coraspe

Pintura de Alberti


Al vuelo de un colibrí...

Con pausa quizás con tregua
quizás buscando en el latir su esencia
sintiendo sus pasos percibiendo
ese olor inconfundible que has dejado
color que surge al vuelo
palabra rota y sotenida
al calor de una llama deslizándose
la que sostengo y beso quemándome
persistiendo detrás del aire oscuro y vacío
sigilosa mirándote
atreviéndome a no decir que digo nada
que no estoy ni estamos y doy vueltas
entre los torbellinos de olas secas
plagadas de misterios
que me son revelados
desde el tiempo empeñado en azotar
una a una la cáscara de piel
que me recubre
y así voy
latiendo torturándome envuelta
en la distancia esperando
esperando un esperar sabiendo
sabiéndote sabiéndonos
ocultos detrás de la centella.

Ciudad Bolívar, 25 de Octubre, 2008

4 comentarios:

vocesdehoy dijo...

Querida amiga, ya sabes que soy ladrón de aquello que me gusta...

Un abrazo

teresa coraspe dijo...

Creo que todos robamos un poco lo que nos gusta; si no lo hacemos a propósito, lo realizamos a través del subconsciente. Es un honor que te haya agradado; te respondí en mi blog y mis poemas están a la orden para ti. Un abrazo grande,no sobre olas secas, sino sobre las olas de tu mar que algún día hablará...Siempre. Teresa.

M@R dijo...

HOLA,,,
TU AMIGA TIENE HERMOSAS LETRAS,,,

ABRAZOS,,,

teresa coraspe dijo...

Gracias a m@r por tus palabras; te dejé un mensaje en mi blog...
Y para ti, Pedro, mi profundo afecto. Teresa.