viernes, 4 de julio de 2008

El árbol y yo

Pintura de Vicente Gimenio Ripoll
Míralo bien.
Mañana ni el árbol,
ni tú,serán los mismos.

Josefina Ezpeleta

El árbol y yo


Yo soy ese árbol de cincuenta años,
donde el sol ocultó su sombra,
y la luna reposó escondida

Yo soy ocre en el cemento oscuro
de frágiles raices que no llevan tierra
de hojas esparcidas por diferentes campos.

Pude ser roble en mi propia casa;
ahora soy pino entre montañas blancas.

PPPS


6 comentarios:

Raquel Fernández dijo...

Qué bello poema, y el epígrafe es maravilloso.
Un beso grande.

Alicia dijo...

Eres roble, y pino, y todo lo que quieras ser sembrado entre tus versos. Precioso, Alicia

© loki vinodelfin dijo...

Ser árbol y ante todo ser fuerte. Bello poema amigo. Hacía tiempo que no podía entrar a leerte..Ya me sumerjo de nuevo en tus letras.

Un abrazo Amigo Pedro.

Olga S.Isidro dijo...

Hermosas metáforas, es fácil adivinar que nuestra propia vida se puede confundir con la naturaleza misma.
Bellos versos amigo, un placer leerle.

Versos complicados dijo...

Tus poemas, siempre llegando al corazón.

Besos,
Migdalia

julia del prado morales dijo...

Ser árbol, ser parte de la naturaleza, de este mundo que hoy está más triste.
Besos desde Huacho, en el Perù, Julia