martes, 20 de mayo de 2008

Canción del abandono

Pintura de Salvador Dalí

Canción del abandono.

Hay una caja de cartón sobre la mesa,
sin sellos de correos y dirección ausente.
Fotos estropeadas en el fondo.
Pétalos de rosas que no huelen.

Cuelga de tu tinta mi nombre;
encerrado en un corazón de terciopelo.
Escucho un rastro que se asoma por la alfombra;
es el perro olfateando mi silencio.

La casa lleva ausencia pintada en las paredes.

8 comentarios:

Gabriela dijo...

Hola, Pedro, bien entendida tu canción de abandono. Me gusta.

Cariños Gabriela.

mercedes sáenz dijo...

Hola Pedro! En pocas líneas, más no hace falta, poeticament muy bien marcado el tema de la ausencia, el tema del solo en objetos no completos. Me gustó mucho. un abrazo. Merci

Olga S.Isidro dijo...

Cuando la soledad es nuestra compañera…añoramos esos momentos, esos instantes…
Bella forma de escribir amigo.

Alicia dijo...

Buen uso de las metáforas. Triste pero digno. Un abrazo, Ali

Versos complicados dijo...

Precioso poema en el que nos vemos retratados alguna vez. Me encanta la musicalidad de tus poemas, ese dejo de nostalgia y es fluir de sentimientos.

Besos,
Migdalia

josé dijo...

Qué bella pintura salida con coraje y mansedumbre, una descripción amplia y profunda desde la soledad.

loki vinodelfin dijo...

La cadencia de tu poesía parece que me la hace cantar. Eso es mágico. Y la soledad, el abandono, qué triste a veces pero qué necesario en mi opinión para continuar creciendo.

Un Abrazo Enorme Amigo Pedro.

teresa coraspe dijo...

Yo también he cantado hoy, Pedro, una canción del abandono; por eso escribí poemas de Vértice del Círculo, quizás es como si el tiempo no hubiera pasado y se hubiese detenido...me gustaría los leyeras a ver si te llega alguno directo al corazón: he estado ausente, ya sabes lo ocupada que he estado. Mañana pienso llevar los libros a MRW ( a Rattia) para su lectura y notas, esto espero. Disculpa mi ausencia, sabes que eres para mi muy especial amigo, igual para Gabi que ya debe estar más desocupada con ese ir y venir en Argentina. Un abrazo grande, me gustó esa Canción, casi que me identifico; bueno, es la tarde, tenía abandonado mi blog, estuve en un recital, luego te escribo largo en correo. Un abrazo a tu gente que te visita por aquí...¡Vaya que querría abrazar un pedacito de mar! esa nostalgia que se queda en cada ola. Tere.