jueves, 29 de mayo de 2008

Te regalo mi nombre

Pintura de Isis de Lázaro (Cuba)

Te regalo mi nombre.

Mi nombre bordeando tu cabeza
acariciando la penumbra de tu cuerpo.
Con el olor impreso a madrugada fresca.
Sembrando lirios en tu jardín espeso.

Mi nombre de corona en tu frente;
refrescando el destello de tus ojos.
Silbando el aire que penetra caliente.

Mi nombre volando en mil pedazos
y tu boca volátil recogiendo mi aliento.

8 comentarios:

mercedes sáenz dijo...

Pedro Bienvenido por tus pagos,! espero que te haya ido bien. Me gusta el cuadro que acompaña el poema, por ser de alguien cubano precisamente. Sin entender esos colores acompañan tu poema que me pareció muy bello. Es un muy lindo regalo a quien se lo hayas dedidcado. Un abrazo. Merci

Soledad dijo...

Vamos a ponerlo no de una forma muy literaria...

¡¡¡¡ESPECTACULAR!!!


Gabriela.

Versos complicados dijo...

Cada vez que te leo Pedro amigo, siento como esa paz que da la etérea nostalgia. Llegas a mi alma sin aristas, en tus versos.

Besos y gracias por ser tan amigo luminoso.

Migdalia

© loki vinodelfin dijo...

Regalar un nombre, nuestro nombre. Y quien lo pueda recibir como un regalo aportará a la existencia un motor de incontenible energía.

Un abrazo Amigo Pedro.

julia del prado morales dijo...

Hola Pedro Pablo, un gusto leerte, Poema delicadamente sensual, me encantó. Te abraza desde el Perú, Julia

julia del prado morales dijo...

Hola Pedro Pablo, un gusto leerte, Poema delicadamente sensual, me encantó. Te abraza desde el Perú, Julia

jaad dijo...

A través del blog de Chema, llegué aquí. Y me alegro un montón encontrar esta página. La pongo en mis dos blogs: Fogonero Emergente, y Cuarto de Máquinas.

Un abrazo.

jaad dijo...

Gracias, Pedro Pablo. Ya tienes también tus enlaces en Fogonero Emergente, y en este cuartucho calenturiento.

Pedro Pablo:

Ya vez, como decía mi abuela, pichona de español, (y que era deleuzeana sin saberlo), "el mundo es chiquito".

Lo digo por lo de Mercedes. ¿O debo decir, "la bella Mercedes"?

En cualquier caso, y llamándonos a la cordura, gracias por pasar por aquí, un abrazo, y quedamos en contacto.