domingo, 11 de mayo de 2008

Sueño recurrente

Pintura de Mirta Benavente

Sueño recurrente.

Te dije en mi sueño
que mi mundo no respira.
Que lleva del cangrejo
su recorrido inverso.

Quise decirte
que éste no es tu mundo.
Aquel que mamá nos enseñó
en noche de luna llena.

Pero insistías
en continuar durmiendo;
y yo en mi sueño
empujaba el sol a tu ventana.

Y tu roncabas…

Mientras mi mundo
dejaba que a su alma,
se la llevara el viento.


9 comentarios:

Alicia dijo...

Enpujando el sol a tu ventana. Preciosa imagen, bello escrito. Una bella sorpresa en este domingo, día de la madre, que casi termina. Un abrazo, Ali

mercedes sáenz dijo...

Pedro! Sueño en singular y a mi se me hacen varios sueños posibles. Me gustó lo del cangrejo invertido y lo de empujar el sol hacia la otra ventana. Dos imágenes que tanto hablan del tiempo si se piensa que se ha dejado de ser niño, aunque sea en sueños! Un abrazo, Mercedes

M@R dijo...

SOÑAR ES GRATIS,,,
IR DE ESPALDA AL TIEMPO Y EN SUEÑOS, NO QUISIERA POR QUE AL SOÑAR LA IMAGINACION VUELA,,,

UN ABRAZO,,,

loki vinodelfin dijo...

Bellísimo escrito Amigo..Los sueños recurrentes, para unos muy dulces, para otros un infierno. Con tus letras se hace siempre dulce.

Un abrazo Amigo Pedro.

Anónimo dijo...

Pedro! Maravilloso poema.
Me alegra tanto haber descubierto tu blog, que voy a visitarlo siempre para deleitarme con tus escritos.
Bellisimo el cuadro.(parece una escultura).
Un saludo, Mariana Prieto.

Versos complicados dijo...

¿Qué decirte amigo de tu ensoñador poema?
Imágenes que saltan y dejan como un recorrido de película danzando ante los ojos, una historia que subyace en el hablar con ese alguien al que tanto aconsejabas, y luego la liberación por esa ventana donde fue traido el sol, en esa inmortalidad de tiempo representada siempre en el cangrejo, que nunca va haccia delante del tiempo sino hacia atrás.

Un hermoso poema, en diálogo con los sueños.

Un abrazo enorme.

Migdalia

gaia56 dijo...

me gustó tu sueño, aunque advertí la soledad de empujar sólo el sol a su ventana.

Olga S.Isidro dijo...

Bellos recuerdos, y trasnochados sueños.
Mis saludos.

julia del prado morales dijo...

Me parece que pudiera ser también una realidad recurrente, el amar, el amor; el dar a otra persona la luz, el camino que se cree adecuado. Vale mucho. Desde el Perú, en Lima gris, te abraza, Julia