domingo, 2 de marzo de 2008

Nuestros muertos


Nuestros muertos.

A mi amiga Teresa Coraspe.

Yo también he danzado con los muertos,
los he llevado a mi cama sin magia de lujurias.
Hemos compartido los secretos
que otros escapan en voces estridentes.

He bebido una copa de vino junto a ellos
y he fumado el último cigarrillo
cuando la madrugada llegaba.

Les he contado de mi silencio escondido
y de mi dolor guardado.
Ellos responden a mis preguntas
con absoluta franqueza y sin temores absolutos.

No son solo sombras proyectadas en las paredes,
ni brisa leve que mueven las cortinas.
Ellos tienen complicidad en la mirada sin ojos
y son fieles amigos, cuando los corpóreos me esquivan.

Yo también mi querida amiga Teresa,
he caminado los largos pasillos de la espera
en compañía de los muertos que ayer enterraron una vida.

3 comentarios:

Gabriela dijo...

Bien, muy bien, muy buena respuesta... me gustó, todos o casi todos, percibimos su presencia.

Gabriela.

vocesdehoy dijo...

Si mi querida Gaby, casi todos convivimos con esas sombras misteriosas.

Un abrazo

teresa coraspe dijo...

Estuve por aquí, Pedro. Siempre vuelvo a los caminos andados por los amigos, y te expreso mi más profundo agradecimiento desde el fondo de mi ser. Teresa.