viernes, 11 de abril de 2008

La tarde

Pintura de Pablo Picasso
La tarde

La tarde es lenta
sin ritmo de minutos perceptibles
ausente de relojes y elocuencias.

Hay sol
pero se esconde trás las nubes.
Hay viento de invierno
cuando comienza el verano.

Es una tarde de siembras sin surcos
-de jardines sin flores-
Es la tarde fantasma que aniquila el día

Allá desde el sur
se escucha la música
que llega en el silencio que provoca el norte.

Es la tarde del misterio
que se lleva escondido nuestro tiempo.
Mayo/2004

4 comentarios:

Gabriela dijo...

Esas tardes que siembran surcos en la memoria, y germinan los recuerdos de fantasmas e historias.

Ando de puntillas por la madrugada, pero solo Hurtaré algunas melodías...

Gabriela.

liliana varela dijo...

Pedro: este maravilloso espacio tuyo lo linkeé a mi blog personal http://lilianavarela.blogspot.com porque vale la pena conocerlo y venir asiduamente.
besos
Liliana

vocesdehoy dijo...

Gracias Gaby, y a tí Liliana por tu deferencia.

Abrazos

Elisabet Cincotta dijo...

Pedro este poema es un bloque melodioso que me lleva a navegar por esas tardes.
Un placer leer cada poema tuyo.
Abrazos
Elisabet