domingo, 27 de abril de 2008

Rostro dividido

Pintura de René Magritte


Rostro dividido


Ese rostro dividido
me dice tantas cosas,
que las costuras de mi ego
se desprenden en silencio.

Tu voz quebrada,
hilada; apenas en pequeños bocadillos.
Y mi nudo en la garganta
empujando con odio la corbata.

Llega la oscuridad que no soporto,
y solo veo un lado de tu cara.
Es el lado que no quería ver.
Pero tú lo muestras con orgullo.

Ese rostro dividido
me deja con hambre y sed.
Me voltea; me hace minúsculo…
…y terriblemente absurdo.

6 comentarios:

mercedes sáenz dijo...

Me gustó Pedro, ese final en el absurdo después de mucha ternura!. Muy bueno. Un abrazo. Mercedes

M@R dijo...

HOLA,,,
SE VEN CARAS MAS NO CORAZONES,,,
SE PUEDEN ESCONDER LAS PALABRAS, MAS NO LAS MIRADAS,,,

TODO ES ABSURDO, TODO ES VERDAD, TODO ES MENTIRA,,,

UN ABRAZO,,,

josé dijo...

Me complace leer este conjunto de sentidos aflorando en la contradicción, lo dice mi sensibilidad estandar o de cabotaje.

Raquel Fernández dijo...

Siempre es un placer pasar por acá y encontrarme con tan bellas voces.
Un abrazo!

mercedes sáenz dijo...

Gracias por tu comentario Pedor, anduve caminando por tus dias de hoy. Un abrazo. Merci

julia del prado morales dijo...

Vaya, vaya ¡admirable!, abrazos, Julia