martes, 1 de abril de 2008

Raúl Tápanes López

Pintura de Toni Batlles


Raúl Tápanes López (poeta cubano, radicado en chile).


Reiteraciones o peregrino al borde de la tierra

I

en la hendidura de la noche

el viento y sus jaurías obligan

al salto inconcluso

a la sorpresa que cae hasta la silla

desocupada en medio del paisaje.

La ruta compleja del hueco cerrado:

tengo un nombre pero no existo

más allá del limitado espacio

de esa música apagada

que crece con las palabras

II

lloro la poesía del trino

en la inocente mañana

ante el verdugo tonto

que se mata

a sí mismo

una y otra vez

III

La hormiga que teme la vejez indigente
Virgilio, Geórgicas, i/106

sueñan los muertos

que están vivos y que no envejece

en la fugacidad de las estatuas

el vacío mortal de sus dedos;

aguantaron el desierto y el siroco

olvidando que la verdad es esquiva;

hoy maldicen de aceros el cielo desnudo

el vértigo de la luz

el eco que rueda limpiamente

en el vacío de los dedos;caminan entonces los ojos

el polvo y el espanto de los nombres;

es el hueco ahondado de cada fecha

el odio al imperioy los náufragos de la tierra

que se hunden

cuando no cabe la mar en ellos

como el hombre acorralado en el fondo mortal

de sus dedos

2 comentarios:

vocesdehoy dijo...

Esta poesía amigo, llega profundo..."tengo un nombre pero no existo más allá del limitado espacio de esa música apagada
que crece con las palabras"

Un abrazo

chema dijo...

Hermoso poema, gran poema...
Un saludo a Raúl que, supongo, todavía andará por Chile.